Un estruendo

Un estruendo,
y pude ver caer:
Al más hermoso de los cisnes en vuelo.

Me arroje encendido a salvarle…

Nuestra tumba:
Un lago tan dulce
como las lagrimas de una madre.

-Rafael Velazquez

Anuncios

Lidia

Es vista por todos respirando hondo, serenando sus pasos, y andando cada vez más de apoco. Senil, vieja, chocha, que entre tus vástagos me deslizo, te veo… y pienso, en la primavera, en el otoño, en la flor de tu nombre, y en los cuentos que te llevas. – Lidia-

Junior R. Velázquez L.
14.03.2013