Un estruendo

Un estruendo,
y pude ver caer:
Al más hermoso de los cisnes en vuelo.

Me arroje encendido a salvarle…

Nuestra tumba:
Un lago tan dulce
como las lagrimas de una madre.

-Rafael Velazquez

Anuncios

Invencion del pseudonimo

A través del caos, el tiempo los pobló de fantasmas, de contrarias e ineludible concepciones, de imágenes opuestas y superpuestas, y pensares incomulgables que andarían en la creación de los pseudónimos para el vómito y el espanto. -Invención del pseudónimo-


Rafael Velazquez L.
29.03.2013