Conmovido, dejé enfriar el café

Me senté en el porche
a ver caer la llovizna,

Y así sentí:
El viento que mueve las hojas
y el crujido de los cielos.

Asustadas…
Mis niñas corrieron a mis brazos.
-Conmovido, dejé enfriar el café-

Rafael Velazquez 14.02.2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s