37877122_10215511693801650_605883855261401088_n.jpg

Vértigo y eternidad moldean tus páginas,
las fantasías de oriente, y occidente,
las espadas que desolaron la historia
y la últerior aventura de Virgilio.

A Borges

Lidia

Es vista por todos respirando hondo, serenando sus pasos, y andando cada vez más de apoco. Senil, vieja, chocha, que entre tus vástagos me deslizo, te veo… y pienso, en la primavera, en el otoño, en la flor de tu nombre, y en los cuentos que te llevas. – Lidia-

Junior R. Velázquez L.
14.03.2013